Te oigo pero no te escucho/ Te oyen pero no te escuchan

Link de la nota: https://www.politicargentina.com/notas/202008/33947-te-oigo-pero-no-te-escucho-te-oyen-pero-no-te-escuchan.html

El “Día de las Infancias”, como ha propuesto renombrar la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (SENAF) lanzando una iniciativa que pretende recoger las distintas infancias en cuanto a etnias, lenguajes, identidades de género e incluso en cuanto al acceso a derechos, ha abierto una polémica en relación a la comunicación oficial. En el parte diario del Ministerio de Salud de la Nación invitaron a una integrante del grupo musical infantil “Vuelta Canela” a que sea parte de la misma.

En primer lugar, se trata de un día donde se subraya el rol de las infancias con la presencia de una comunicadora que llegue directamente hacia elles, se les hace partícipes de lo que está pasando a sabiendas de todo lo que están resignando y teniendo que aguantar en este contexto. Se destaca la importancia de tenerles como interlocutores.

Al momento de su exposición se dio cuenta de este gran esfuerzo que están haciendo niños y niñas durante la pandemia. Finalmente, comparte un fragmento de una canción del grupo con quienes integraban la mesa. A partir de este suceso las redes sociales y los medios de comunicación lanzaron agravios inusitados para con la propuesta: “Gobierno de payasos”, “Se debe comunicar en serio”, “El público infantil no asiste a los reportes de Salud”.

Cabe aclarar que la participación de una payasa en el comunicado diario, no hace de quienes la invitan payasos/as sino participantes de su propuesta, como sucede en cumpleaños, teatros, etc. Parece una cuestión menor, pero no lo es. Cuando se instala el hashtag, hay una connotación peyorativa expresando que no sirven para gobernar porque invitaron a una payasa. En pocas palabras, una payasa es una persona que se disfraza como tal para realizar una actuación. Como cualquier artista, tiene un rol político enmarcado en lo que piensa y las decisiones que toma.

Cuando se critica la seriedad de la comunicación, ¿ser serio es comunicar bien? ¿la presencia de una referente de las infancias, que también han padecido la pandemia, es comunicar mal? ¿enojarse es decoroso y sonreír es ordinario? ¿qué significa para una niña, niñe, niño verla en la comunicación oficial? Porque las niñas y niños consumen mucho de lo que consumen sus familias, porque están preocupados/as, porque les interesa o porque a veces no hay otra posibilidad. Ya se ha hablado de que les niñes tienen mucha información y aunque es saludable que no se saturen con la misma, estamos en un contexto especial donde viven rodeados de noticias.

Sin caer en dicotomías tendenciosas, e inclusive reflexionando sobre el protagonismo de las infancias, sería bueno pensar qué otras formas de comunicación son posibles y significativas. Quizás es hora de dejar de hablar por las niñas, niños y adolescentes y empezar a escuchar lo que tienen para decir y para enseñarnos.

Cumplimos casi cinco meses de “cuarentena” y no solo la cumplimos los adultos. El jardín, la escuela, la plaza, los paseos, el encuentro con sus familias, entre muchas otras cosas dejaron de ser un cotidiano para les niñes. A pesar de eso, son quienes en primer lugar toman distancia, usan y recuerdan el uso del barbijo, cuidan a sus abuelas y abuelos evitando abrazos, etc. Sin duda son quienes nos enseñan a respetar y significar las pautas de cuidado. Han sido protagonistas de esta pandemia y pocas veces se les ha hablado a ellos y a ellas. Lo hizo el presidente en alguna oportunidad.

En alguna otra comunicación oficial también. Pero poco, casi nada. Ayer, en su día, vieron una payasa en ese informe diario que siempre es tan triste. Y vieron a Carla Vizzotti, la señora que siempre habla y dice todo lo malo que nos está pasando por esta pandemia, cantando junto a la payasa que les encanta. Ellas sonrieron, se alegraron. Les niñes entienden. Entendieron que era su día. Eso es comunicar bien, sin dudas.

Equipo de Infancias y Adolescencias de Génera CPF