Propuestas para reformar y transformar la Justicia

La comisión de Seguridad y Justicia de Agenda Argentina realizó el conversatorio virtual “Hacia una justicia feminista: debates y desafíos de la reforma”, que contó con la participación de las abogadas Marisa Herrera y Leticia Lorenzo al que asistieron compañeros y compañeras de todo el país para debatir ideas sobre la reforma judicial.

"Uno de los problemas que existen es pensar que La Justicia es solo la justicia penal" afirmó Marisa Herrera es Doctora en Derecho (UBA), investigadora del CONICET e integrante de la Comisión de Reforma Judicial. Por su parte, Leticia Lorenzo, abogada (UBA) con orientación en derecho penal, y Jueza Penal de Neuquén y profesora Adjunta regular en la asignatura Taller de litigación penal de la Universidad Nacional de La Pampa aseguró que los otros ámbitos de la justicia tampoco brindaban respuestas.

Una de las preguntas que motivaron el debate es si es una reforma judicial feminista o una reforma feminista de la justicia a lo que ambas abogadas acordaron que debe ser la esta última la opción para que sea un sistema más democrático, transparente, ágil y laico. 

Respecto de s esta reforma es directamente proporcional a un aumento de mujeres en las distintas áreas del Poder judicial, Lorenzo dijo: “Es necesario trabajar en la elección de los perfiles de las personas que integran el sistema de administración de justicia, no alcanza solo con poner más mujeres en cargos hacen falta más mujeres feministas ahí”, a lo que Herrera agregó: “No es que no hay mujeres feministas o nacional y popular que quieran acceder sino que la rosca política hace que no lleguen.”

La falta de celeridad en los procesos judiciales fue otro de los puntos de debate. Para la jueza Lorenzo “Cada caso de femicidio nos hace pensar cómo llegamos hasta acá, qué no hicimos antes. Hay que trabajar en mejorar los tiempos porque una sentencia con perspectiva de género que tarda tres, cinco o quince años en dictarse no es justicia.”

Luego, Herrera enfatizó sobre la necesidad de dejar de pensar a la justicia como un equivalente al derecho penal: "Pensar una reforma feminista es discutir todo el derecho de manera transversal y no quedarnos en el cuarto propio" y Lorenzo agregó que "esto es así porque tampoco hay respuestas desde los otros ámbitos, como el comercial o civil."

 

Mirá el conversatorio En este link

 

 

Agenda Argentina